El sexo sin anestesia, por favor

•17.12.2012 • 1 Comentario

Parece cierto que vivimos anestesiados. Hace unos días vi por fin la entrevista que el gran Iñaki Gabilondo le hizo a Pérez Reverte, e inconscientemente se me quedó grabada una frase de éste último, que rezaba que antes el hombre tomaba analgésicos para sobrellevar los dolores del día a día, pero que ahora sin embargo en vez de eso vivimos anestesiados para no sentir nada. Y es eso exactamente. Vivimos como autómatas; vemos películas, leemos (a veces) y asimilamos la cultura con una indiferencia pasmosa, sin rechistar, asumiendo cada página y cada escena como algo que no se puede cambiar, que es así porque debe ser así. Y no lo es. Después de muchos años por fin leí a Erika Lust, y elegí ‘Porno para mujeres‘ y la gran equis que figura en su portada como compañera de la desidia que últimamente inunda mi vida. Y cada frase que leía caía como una losa en mi imaginario…bang, bang, BANG! Y me dije “tiene razón”. Estoy harta de ser consumidora de una cultura creada por y para los hombres. Erika Lust plantea el porno creado por y para las mujeres, para nuestro placer visual, para mujeres normales que no son rubias neumáticas vestidas y maquilladas de forma horrible, siempre dispuestas a lo que sea con quien sea. Estereotipos difundidos, generalizados, aceptados y al final, ofensivos enmarcados en un producto aburrido sin guión, ni trama, ni emoción y con una música jodidamente cutre. Continuar leyendo ‘El sexo sin anestesia, por favor’

Cincuenta sombras de Grey y el boca a oído

•10.10.2012 • Dejar un comentario

Desde comienzos del verano se ha desencadenado con ‘Cincuenta sombras de Grey’ uno de los mejores métodos de márketing y publicidad que puedan existir: el boca a oído o boca a boca. Cualquier persona que conociera estaba leyendo el citado libro porque alguien le había hablado de él y se lo había recomendado añadiendo en voz bajita: “es de sexo”. Los medios de comunicación hicieron el resto publicando artículos en periódicos y revistas acerca de ésta trilogía, que lleva vendidas casi 20 millones de copias en todo el mundo (!) y que según el ‘New York Post’ tiene “a las mujeres de Nueva York leyendo como nunca lo habían hecho antes”. Mi pregunta es: ¿Qué demonios han leído hasta la fecha las mujeres de Nueva York? ¿Realmente saben lo que es el BDSM? ¿No estudiaron ya los pioneros Freud y Jung el vínculo entre dolor y placer de forma más estimulante? Continuar leyendo ‘Cincuenta sombras de Grey y el boca a oído’

What goes around….

•8.10.2012 • 2 comentarios

14.04.2008. Primera entrada de este blog. Y hoy, cuatro años después, me decido a volver a escribir después de recibir en el correo el comentario de alguien que no conozco en una de las entradas. Algunas como el reportaje sobre el Festival de Cine Erótico de Barcelona me hacen recordar momentos…momentos como cuando el señor Nacho Vidal nos dio una clase acerca de cómo manejar la cámara de vídeo de una forma más apropiada. Momentos muy intensos, literariamente hablando, que me fui encontrando por la red tiempo después gracias a personas que decidieron apropiárselos de forma poco disimulada…Sexo muy refrescante y ratitos en el transporte público muy nostálgicos. Continuar leyendo ‘What goes around….’

La otra cara del porno

•9.04.2010 • Dejar un comentario

        Tras las películas que vemos en la pequeña y la gran pantalla (aunque esta opción está cayendo en desuso si hablamos de cine X),  se  esconde todo un elenco de profesionales que hacen posible nuestro disfrute a la hora de ver el producto final. Entre estos profesionales se encuentran los traductores de los guiones, y hemos hablado con uno de ellos.

A.I nos explica el proceso: una gran productora (estadounidense, como Private o Wicked) envía la cinta a una distribuidora en España, ésta la envía a un estudio de doblaje que se la pasa a un traductor, que elabora un guión en castellano a partir de la  versión original. El 99% están en inglés, y en el estudio se lo pasan a los actores de doblaje, que son quienes ponen la voz. Sobre el contenido de esos guiones, nos cuenta que no suelen estar muy elaborados, aunque los realmente inverosímiles no suelen necesitar traductor, “pueden llegarse a improvisar en sala”.

 

Un claro ejemplo de situación inverosímil es aquella que percibimos con las pupilas dilatadas, atónitos, cuando en la típica escena surrealista una pareja que no se conoce de nada pasa a la acción sin apenas mediar palabra. Y precisamente, parte del público objetivo del cine porno achaca la pérdida de interés por éstas películas a las escenas que se alejan tanto de la realidad. Quizá lo real, lo próximo, venda más. A.I nos desvela que en la traducción de entrevistas los actores suelen decir que en su vida privada prefieren el sexo convencional sin demasiados alardes. “El porno les sirve para cumplir sus fantasías.”

 

Por otro lado, las que realmente tienen historia son películas de media hora con otra hora y media (“o más”) de sexo, y ahí sí entra en acción el traductor. Al preguntarle por las tramas nos desvela que últimamente se están haciendo parodias de series (“he traducido Friends, Rockafeller Plaza o Expediente X”, dice), películas o incluso cuentos infantiles. Habéis leído bien. Se parte de los personajes originales; los actores porno incluso tienen un parecido físico y se recuerdan las historias que había añadiendo escenas de sexo. En cuanto a los cuentos infantiles, se suele partir de la base del cuento y se modifica para crear una historia sugerente con un final diferente. “Por suerte o por desgracia”, dice, “sólo recuerdo que Los tres cerditos trataba de una chica con tres chicos hardcore (rol ama-esclavos)”.  Al igual que Hansel y Gretel, se trata de historias ya creadas para que el espectador  las identifique y además “se divierta”. Abstenerse impresionables.

 

En cuanto a las traducciones más simples, por así decirlo, no se precisa el trabajo de un traductor como A.I, “salvo que dejen su actividad y se pongan a hablar en cámara algo coherente o que tenga relación con el diálogo anterior”. “Lo que son los gemidos y demás se deja para la improvisación de los actores de doblaje”.

 

Apunte interesante para terminar: las películas dirigidas por mujeres tienen más diálogo. Dato menos interesante: sólo un 7% de los directores de cine son mujeres. Ante esto A.I afirma que de 75 traducciones, aproximadamente 8 han sido escritas por mujeres.

 

13,99€

•12.06.2009 • 1 Comentario

Personalmente, definiría al autor de este libro con una palabra: explícito. Frédéric Beigbeder recrea en 13, 99 €  de forma explícita el mundo de la publicidad y de la manera más real, violenta y aterradora nunca vista. Fantasías sexuales explícitamente descritas, devaneos con la coca explícitamente narrados, (inmorales) aficiones de sus compañeros de trabajo explícita y perfectamente reflejadas, violencia…todo acompañado de una visita turística a través del día a día de un creativo que escribió este libro para ser despedido. “Me llamo Octave. Soy publicista: eso es, contamino el universo”.

“En mi profesión, nadie desea vuestra felicidad, porque la gente feliz no consume. Todo es provisional y todo se compra. El hombre es un producto como cualquier otro, con fecha de caducidad”. Asegura que se pasa la vida contándonos mentiras, y que se lo pagan con creces (“vuestro sufrimiento estimula el comercio“). No obstante, esta obra maestra también nos da un paseo por el  back stage de la publicidad: las condiciones infrahumanas en las que se crían y alimentan los pollos y las vacas que más tarde comeremos, los componentes más que adictivos de los refrescos y los de las frutas y verduras que tenemos para cenar esta noche, las manipulaciones genéticas con el consiguiente aumento de tumores cerebrales, cáncer y sida. Además describe de forma sublime lo que los creativos denominan “programar la obsolescencia”, es decir fabricar productos que a corto plazo se rompan y puedan ser sustituídos por el último modelo que ha salido al mercado.

En sus reuniones con el cliente, Octave comienza a sangrar por la nariz (está en los cuatro gramos de coca diarios) y en el baño y con la sangre que emana descontrolada de sus fosas nasales, escribe en las paredes de la sede de la Rosse “cerdos”. Le gusta el sexo sin compromiso y las chicas de alterne hasta tal punto que abandona a su novia cuando le dice que está embarazada. Grita desesperado que le echen, y no lo consigue. “Soledad entre la multitud. Interroga constantemente a su teléfono pero éste le repite: no hay mensajes nuevos en su buzón de voz”.

Sin duda todo un aliciente para aquellos que deseen convertirse en publicistas. Para el resto, un chutazo de realidad. Y por sólo 13,99€.

erótica musicalidad

•17.03.2009 • Dejar un comentario

image0031

El arte contemporáneo más explícito: los happenings eróticos

•22.02.2009 • Dejar un comentario

zzEn Elogio y refutación del ingenio Antonio Marina nos adelanta: “El accionismo teatral como los ¨happening eróticos¨ de Otto Mülh pretendían liberarnos de censuras y frustaciones, poniendo en franquía el impulso festivo del sexo”. Para entender mejor su significado tenemos que retroceder a uno de los movimientos artísticos más polémicos del pasado siglo: el accionismo de Viena.

Los máximos exponentes de este movimiento son el propio Mülh (o Muelh), Günter Brus y Hermann Nitsch, que a través de la performance y los happenings muestran escandalosas exploraciones de las zonas más prohibidas de la cultura occidental. El happening es una manifestación artística que surge en Viena en la década de los 60 en la que el público se hace partícipe de la obra, en este caso de escenas no aptas para estómagos sensibles, como mutilaciones de órganos genitales y otras prácticas sexuales aparentemente sangrientas (además de sacrificios animales y las cabezas de los participantes que los artistas filman mientras plasman su obra en ellas con cuerdas y pinturas).

Estos artistas del realismo extremo y explícito forzaron la máquina al máximo y llevaron el body art y la performance a límites que todavía hoy resultan impactantes y polémicos, hasta el punto de que algún que otra accionista (como Mülh y Nitsch) llegó a cumplir condena por participar en varias “acciones” de carácter abiertamente blasfemo y violento.

                   muehl_bio                            

En vez de ver (o intentar ver, no sin cierto miedo) alguna de las obras de Mülh en formato audiovisual pude leer en varios vídeos la frase : “el vídeo ha sido eliminado/censurado por inflingir las normas de uso…” así que tuve que conformarme con las secuencias en blanco y negro que se rodaron entre gente completamente desnuda (incluído el cámara) que interpretan un tipo de rol entre ellos. En mi búsqueda de una imagen que explicara mejor que las palabras qué es el accionismo de Viena encontré el escabroso pasado del austríaco Otto Mülh, que pasó seis años y medio en la cárcel por abusar de menores. Ahora tiene 78 años y una exposición en el Museo de Artes Aplicadas de Viena que representa según él la obra más agresiva de su vida. 

 

Aquí os dejo el enlace de un reportaje que se publicó en El País hace unos años sobre este polémico artista, que representó la realidad en toda su amplitud y sexualidad, dejando obsoleto el concepto de tabú y desatando la polémica en una sociedad aún adormecida.

 http://www.elpais.com/articulo/ultima/AUSTRIA/vuelta/Otto/Muehl/elpepiult/19980219elpepiult_2/Tes/

 

 

          z-mulh2                 zzz4

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.