Un segundo, 24 sensaciones

El recuerdo de una imagen. Esa palpitación, el vuelco que te da el estómago cuando como en un flash-back un momento determinado se queda grabado en tu retina, una imagen acompañada de un olor, de un sabor, de una sensación.

Dicha escena aparece sin que la llames, simplemente viene a tí como una ráfaga de aire que no puedes evitar…tan inevitable que te asalta en cualquier lugar, en el momento más inoportuno; y se queda ahí, inerte, inamovible, clavada en tu cabeza durante un segundo; un segundo eterno y atemporal cargado de endorfinas que te recorren de arriba abajo; un segundo de calor, de frío, de subidas y de bajadas, de giros, de luces… Notas como el estómago se estremece y te estremeces tú con él, y el corazón se acelera de forma imperceptible y progresiva, durante un breve lapso de tiempo suficiente para ruborizarte al notar que en ese segundo has sido capaz de captar cada detalle de aquel momento.

Te sorprendes a tí misma recreando la escena, secuencia a secuencia sin olvidar el más mínimo detalle, la más mínima nota, y sientes como la sangre sube a tus mejillas notando calor y presión como el corcho de una botella que choca contra el techo…entonces empieza el proceso.

Esa imagen que guardabas en algún lugar de tu yo consciente empieza a centellear y tú, más lúcida que nunca, captas el olor de su piel en ese momento, la humedad del ambiente y la textura de cada centímetro de su ropa…otra vez las mariposas…los sonidos, la luz, el sudor, las manos, los labios entreabiertos, la respiración entrecortada y rítmica, el calor casi asfixiante…esos recorridos milímetro a milímetro, examinando cual cirujano. Eres capaz de sentirlo todo, absolutamente todo; un millón de sensaciones en un sólo segundo que explota y se va…se queda en nada, en vacío.

Ingravidez, euforia, impaciencia, ahogo, fervor, agitación, cordura, éxtasis, miedo, asombro, excitación, soledad, calidez, fragilidad, agresividad, templanza, frío, vacío, anhelo, gratitud, reciprocidad, calma, plenitud…fugacidad. Un día tiene 24 horas, y un segundo 24 sensaciones, si las sabes sentir.

Anuncios

~ por vikyurjc en 29.07.2008.

4 comentarios to “Un segundo, 24 sensaciones”

  1. y la piel de gallina.. que casi me matas de placer! me ha e-n-c-a-n-t-a-d-o!!!
    y en esos momentos… como esta viky?? roja como un tomate!! XDXDXD

  2. Qué bueno que volvisteis! Así me gusta, con ganas y sabias palabras… 😉

  3. El vello de punta, me ha gustado, me ha emocionado, en fin, no se puede definir mejor…
    Gracias

    Saludos de Amelie

  4. […] Vidal nos dio una clase acerca de cómo manejar la cámara de vídeo de una forma más apropiada. Momentos muy intensos literariamente hablando que me fui encontrando por la red tiempo después gracias a personas que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: